JUGANDO AL ESCONDITE

De los 18 a los 24 meses, el niño ya entiende que podemos esconder el objeto en cualquier lugar, aunque él no nos haya visto esconderlo o sea un escondite que nunca hayamos usado. Esto ocurre porque el niño ya es capaz de representar mentalmente el objeto y de imaginarlo en cualquier parte.

Cabe mencionar que como en cualquier otro hito de la infancia o del desarrollo, cada niño tiene sus ritmos por lo que las etapas que clasifica Piaget no tienen por qué darse en todos los niños por igual.

Lo que sí está claro es que la adquisición por parte del bebé de la ‘permanencia del objeto’ es un paso muy importante para su desarrollo, pues gracias a ello empieza a entender que los objetos y las personas tienen una existencia independiente a él, además de permanente (siguen existiendo aunque no pueda verlos).

En este sentido, los juegos de escondite son la actividad por excelencia, aunque debemos adaptarlos a la edad del infante, según evoluciona su concepto de permanencia del objeto.

Catalina ha traído hoy este juego tan divertido, y ha hecho desaparecer incluso a Èrika nuestra maestra.

sesión de lenguaje y expresión corporal en el aula de 2 años

Alumnos/as de 2 años

EL CANTAR

¿Por qué cantamos? Todo lo que cantamos se retiene y se memoriza antes, las canciones tienen rima y ritmo y este es un recurso necesario para que el niño lo retenga con más facilidad en su memoria.

Desde la escuela se trabaja la educación estético-literaria del niño/a, ¿cómo? con el poemario y cancionero infantil.

Hoy os vamos a mostrar cómo jugamos con «el pareado» en las clases de música con Juan.

Hay diferentes sesiones de Juegos de Lenguaje, donde se trabaja el aprendizaje y memorización de cada texto mediante el ritmo.

Se dan palmas siguiendo el ritmo y las sílabas contenidas en los poemas y textos.

Se pasan por las diferentes puertas de la memoria transformando los textos.

Ayer Juan nos trajo al aula su guitarra y el ukele y estuvimos jugando con nuestros nombres buscando palabras que suenan igual, es muy divertido aprender a leer.

Quién canta y canta… sus males espanta

Alumnos/as de 2 años

TEATRO DE SOMBRAS

La semana pasada tuvimos la suerte de tener en el aula a nuestros compañeros de 2º de primaria, grupo en el que además hay alguno de nuestros hermanos mayores.

Los Elefantes (niños de 2º de EP) han hecho un trabajo durante el trimestre de teatro, y han preparado unas obras y canciones para familias y para alumnos, es un trabajo precioso y nos ha encantado.

¡Qué empiece ya

que el público se va

la gente se marea

y el director… se mea!

Han representado:

  • «Las tres princesas pálidas» de María José Martín Frances
  • El señor Don Gato, canción de tradición popular.
  • ¿A qué sabe la luna?» de Michael Grejniec.

Alumnos/as de 1 y 2 años

EL MAR, LA MAR

Con la llegada del segundo trimestre, el Carnaval Literario se acerca y, como cada año hacemos un monográfico a nivel de centro sobre el agua en este caso.

En el aula de 2 años vamos a empezar un trabajo sobre el agua y el color…

¿Qué color tiene el agua? ¿tiene uno o tiene dos?

En primer lugar los alumnos han expuesto sus ideas:

El agua es azul porque, lo sé porque he ido a la playa

Lola Melego

El agua es de color blanco lo he visto en mi casa

Rodrigo Ferrandis

Yo he visto agua en el monte con mis papás

Ulises Chilet

Así pues se decidió averiguar qué colores tiene el agua del mar o el agua del río, no tiene ni uno ni dos, tiene un sinfín de colores, y con este juego hemos empezado este proyecto titulado «Los colores del agua».

¡Qué divertido!

Parece que los colores del agua del mar o del río son azules, unos más vivos y otros muy muy oscuros, pero en ocasiones el mar también es blanco o negro.

Jugando jugando, este ha sido el resultado… ¿De qué color es pues el agua?

Las olas del mar…

vienen y vienen sin parar…

suben, bajan, cambian de lugar…

Alumnos/as de 2 años

LOS REYES MAGOS DE ORIENTE

Reyes que venís por ellas,
no busquéis estrellas ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

Reyes que venís de Oriente
al Oriente del sol solo,
que más hermoso que Apolo,
sale del alba excelente.

Mirando sus luces bellas,
no sigáis la vuestra ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

No busquéis la estrella ahora,
que su luz ha oscurecido
este sol recién nacido,
en esta Virgen Aurora.

Ya no hallaréis luz en ellas,
el niño os alumbra ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

Aunque eclipsarse pretende,
no reparéis en su llanto,
porque nunca llueve tanto
como cuando el sol se enciende.

Aquellas lágrimas bellas,
la estrella oscurece ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

Los tres Reyes Magos. Lope de Vega

Alumnos/as de 2 años.

LA MATEMÁTICA ¿SE HACE?

A cualquier edad hay que luchar por el hacer con fundamentos. Que estos no están en el contenido, sino en el cómo se aborda el contenido; ni están en la forma externa de la cantidad de los conceptos, sino en los rasgos del conocimiento; en la cantidad de su adquisición.

Entonces ¿Qué diríamos de la matemática?

Que la matemática no es el arte de calcular, sino el arte de comprender. Que no se trata de calcular con la mayor precisión en el menor tiempo posible sino de calcular con el mejor entendimiento en el tiempo que marque la capacidad del niño.

Que no se trata de acumular contenidos sino de descubrir conocimientos. Que el pensamiento no actúa con lo que nos han enseñado sino con lo que hemos aprendido; que no se trata, por tanto, de cuantificar la enseñanza sino de cuantificar el aprendizaje.

Que no hay aprendizaje donde no haya desafío, donde el niño no pueda jugar con las respuestas antes de escoger una de ellas, donde no se exprese distintas conjeturas hasta llegar a válidas conclusiones, donde no haya diálogo, ni observación, ni dinámica de relaciones conceptuales, donde no se permita la equivocación, ni la expresión con las propias palabras de las distintas experiencias (…)

Por tanto, los fundamentos de la matemática no son más que los fundamentos del pensamiento, de la observación, de la intuición, de la imaginación y del razonamiento lógico; de la capacidad para establecer relaciones, para inducir, deducir, para aplicar después un significado a una simbología que opera en nuevas creaciones de significado.

Didáctica de la matemática

José Antonio Fernández Bravo

Alumnos de 2 años durante sesiones de trabajo individual y autónomo

Alumnos/as de 2 años

LAS 7 LLAVES DE CUENTO

Cuando hablamos de las 7 puertas de la memoria o 7 llaves de cuento nos estamos refiriendo a un conjunto de estructuras poéticas que nos sirven como modelo de exactitud sintáctica.

Nos entregan claves de construcción lingüística, ordenan nuestro pensamiento y ejercitan nuestra memoria, además, rezuman lirismo y musicalidad, proporcionando el deleite con la sonoridad de las palabras y educando musicalmente nuestro oído para prepararnos hacia la lectura.

Semejan rompecabezas verbales, pequeños artefactos poéticos de sencilla perfección, con los que conjugamos las piezas de nuestro mundo verbal.

7 llaves de cuento

Antonio Rubio

Cada canción, cada poema y cada retahíla, quedará grabada en nuestra memoria y nos acompañará en esta gran aventura de crecer.

¡Qué divertido jugarlas!

Este mes de noviembre estamos aprendiendo estos textos y queremos compartirlos con nuestros papás para bailarlos con ellos, saltarlos con ellos y jugar juntos mientras aprendemos a darles ritmo y memorizarlos.

Alumnos/as de 2 años

EL CUERPO RITMADO

El conocimiento del cuerpo es una base esencial para el asentamiento de la propia imagen, es el primer referente que la niña y el niño tienen para conocerse como personas. La propia imagen se establece y se configura progresivamente, sobre un cuerpo biológico, a la vez que se diferencia de los objetos sobre los que actúa y de las personas con las que interactúa.

El cuerpo se constituye en el mediador y en instrumento de la intervención del sujeto, es el substrato de las percepciones y las emociones, a la vez que es un objeto de conocimiento con su propio proceso de construcción.

El conocimiento y control del propio cuerpo implica un conocimiento global y segmentario y una coordinación dinámica general, que conlleva el progresivo desarrollo de las habilidades manipulativas.

La adquisición de hábitos de salud, higiene y nutrición, está también implicada en dicho conocimiento, en ella se sientan las bases para la progresiva conquista de la autonomía personal.

En la construcción de la identidad propia intervienen, entre otros factores, la imagen de uno mismo, los sentimientos de eficacia, seguridad y autoestima.

El desarrollo de la capacidad de descubrir y utilizar las posibilidades de acción incluye los distintos aspectos perceptivo-motrices, cognitivos, afectivos y relacionales implicados en la resolución de las tareas que se plantean en la vida cotidiana, en situaciones lúdicas, domésticas, o de otro tipo. Las actividades de tipo lúdico, el juego tanto el de normas como el simbólico son básicos en esta etapa educativa.

Alumnos/as de 2 años

ESTAS SON MIS MANOS

La mano es un órgano elegante y complicadísimo de estructura, que permite las manifestaciones intelectuales y establece relaciones especiales con el ambiente: el hombre, puede decirse, que “toma posesión del ambiente con sus manos” transformándolo con el auxilio de su inteligencia, cumpliendo su misión de esta manera, en el inmenso escenario del universo.

Sería lógico tomar en consideración (al querer examinar el desarrollo psíquico del niño) la iniciación de las dos expresiones del movimiento que podríamos llamar intelectuales: la aparición del lenguaje y el comienzo de la actividad de las manos que aspiran a realizar una labor.

¡Qué puede imaginarse de más sagrado y maravilloso que el “movimiento humano” desarrollado en el niño!

El primer avance de aquella mano pequeñísima hacia las cosas, el rasgo de aquel movimiento que representa el esfuerzo inmenso del ego para penetrar en el mundo, debería causar profundísima admiración en el adulto.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es WhatsApp-Image-2023-11-16-at-11.03.43-2-1024x768.jpeg

Así, queda pues, la mano al servicio de la inteligencia: estas son nuestras manos.

Alumnos/as de 2 años

Lo que la mano hace, la mente lo recuerda.

María Montessori

EL CARACOL DE LAS HUERTAS

Desde el inicio de curso hemos estado cuidando de nuestros caracoles, y aprendiendo que necesitan para poder crecer sanos y fuertes.

cual fue la sorpresa un día al cambiarles el agua y la comida que habían criado, y ahora habían tantos caracoles que ni se podían contar.

¿Qué hacemos ahora?

Èrika esta casita es muy pequeña

Rodrigo Ferrandis

La mamá de Irene va a traer una nueva

Lola Melego

Vamos a construir un terrario, una casa para nuestros caracoles de las huertas, para que puedan crecer felices y comer, de todo menos perdices.

Así pues, hemos traído un gran terrario a nuestra porchada de la clase, y aunque aún esta en proceso, lo hemos aclimatado poniéndole: tierra, un recipiente con agua para que puedan beber, unas piedras, mucha tierra húmeda y comida; calabacín, hojas de repollo y algo de lechuga.

¡Caracol, caracol… saca tus cuernos al sol!

Continuará…

Alumnos/as de 2 años

A %d blogueros les gusta esto: